Cómo Detectar Acceso No Autorizado a tu Ordenador: Consejos Prácticos

Cualquier dispositivo con conexión a internet es vulnerable al acceso no autorizado

Cualquier dispositivo con conexión a internet es susceptible de sufrir un acceso no autorizado, pero si como en el caso de los ordenadores, los dejamos desatendidos y a la vista (puede ser en la oficina, pero también en casa), con más razón todavía. Nuestros proyectos, información confidencial y contenido de lo más diverso como fotos o vídeos podrían estar en peligro ante una tercera persona. Si sospechas que alguien ha accedido a tu ordenador sin tu permiso, a continuación te dejamos las mejores pistas para descubrirlo.

Qué programas tienes instalados

Más allá del software que viene por defecto en nuestro ordenador, lo normal es que vayamos instalando programas y aplicaciones conforme nos son necesarios. Con el paso del tiempo, la lista se va haciendo larga y quizás nos pase desapercibida la presencia de algún tipo de software ajeno que ha instalado otra persona (o se ha instalado con alguna acción engañosa), como puede ser un malware para espiar tus hábitos, recabar información, emplear tu hardware para otras tareas o similar.

Así que si tienes sospechas de que alguien está monitorizando tu ordenador, conviene echar un vistazo a la lista de programas instalados y, en caso de no reconocer alguno, proceder a borrarlo. Puedes acceder a la lista en Windows siguiendo la ruta Inicio > Configuración > Aplicaciones y en Mac, entrando al menú de la manzana y en ‘Acerca de este Mac’ > ‘Más información’ > ‘Informe del sistema’ (está abajo del todo) > ‘Software’ > ‘Aplicaciones’.

En ambos caso encontrarás más información que puede serte útil como su procedencia, instalación o modificación. Si hay una aplicación desconocida con origen extraño, que no te suena que la uses o que la hayas instalado y que lleve relativamente poco tiempo contigo, sospecha.

Revisa el historial

Si alguien ha estado en tu ordenador y ha navegado por internet, entonces probablemente haya dejado rastro de su actividad en el historial. Uses el navegador que uses, habrá una opción para visualizar el historial que merece la pena revisar cuanto antes.

Porque de hecho hay dos opciones: que aparezcan webs y una sesión que no reconoces o que directamente el historial haya desaparecido, ambos indicios raros de que ha habido alguien husmeando.

Si además usas la suite de Google (por ejemplo el correo de Gmail, Chrome, YouTube) con tu cuenta, también hay una opción que te permitirá ver qué has hecho con ella (o una tercera persona): la herramienta de Mi actividad de Google. Allí puedes ver la actividad web y aplicaciones, historial de ubicaciones o el historial de YouTube. Si no la conocías y te has dejado llevar por la configuración por defecto, vas a encontrar un montón de información sobre tus hábitos.

Atención a los últimos archivos editados

Ya sea una persona de forma manual o de forma indirecta (instalando un programa que funciona por detrás), es altamente probable que en el procedimiento se editen o modifiquen archivos que obviamente, no hemos tocado nosotros (o al menos, no en ese momento).

En Windows puedes ver qué archivos se abrieron recientemente podemos irnos al explorador y en el modo de vista de Detalles, podemos seleccionar campos como ‘Fecha de modificación’ o ‘Fecha de creación’. Si lo que nos interesa es ver los últimos archivos modificados, iremos a ‘Inicio’ > ‘Explorador de archivos’ y en el campo de búsqueda escribiremos ‘fechademodificación’ (sin las comillas) y en la ventana que aparecerá, podremos elegir fechas o intervalos. Asimismo, en las opciones avanzadas es posible cribar por ejemplo los archivos del sistema.

En Mac podemos visualizar los últimos archivos modificados en la opción de ‘Recientes’ del Finder. Si necesitamos algo más exhaustivo, en el cajetín de búsqueda de la ventana del Finder verás dos flechas a la izquierda. Si las tocas y vas a ‘Acción’ > ‘Mostrar criterios de búsqueda’ podrás definir más parámetros como la clase, fecha de apertura o modificación.

Echa un ojo a algunas aplicaciones específicas

Aunque en tu ordenador hay una buena lista de software disponible (instalado o con acceso), no todo es igual de jugoso. Así, hay algunos como por ejemplo tus redes sociales, plataformas como YouTube o tu correo electrónico especialmente interesantes.

Si sospechas que un intruso accede a tu ordenador sin tu permiso, verifica qué actividad hay en esas aplicaciones suculentas: qué historial de vídeos hemos visto, qué mensajes hemos intercambiado, publicaciones que no sean nuestras… eso sí, en ese caso quizás sea más un hackeo de una cuenta que del ordenador en cuestión.

En cualquier caso, recuerda que es fundamental contar con una contraseña robusta, que no se repita en otros servicios y sea difícil de deducir y que hay herramientas tan útiles como la autenticación de doble factor o las passkeys que te ayudarán a minimizar riesgos.

Vía | Cómo Detectar Acceso No Autorizado a tu Ordenador: Consejos Prácticos – Tecnología con Juancho (tecnologiaconjuancho.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *