Temporal de viento: el 80% de las fallas obedeció a la caída de árboles y ramas por incumplimiento de normativas vigentes

El Gerente de Energía de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, Ingeniero Alfredo Montes, estimó que en dos días más el servicio “va a estar totalmente normalizado”, luego de los daños causados en las redes por los fuertes vientos registrados durante todo el fin de semana a partir del viernes, y precisó que la mayor parte de las fallas fue provocada por la caída de árboles y ramas sobre las líneas, debido a que no se controla el cumplimiento de las normativas que prohíben la permanencia de ramas sobre las redes y exigen a los frentistas podar sus árboles.

El Gerente de Energía de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, Ingeniero Alfredo Montes, estimó que en dos días más el servicio “va a estar totalmente normalizado”, luego de los daños causados en las redes por los fuertes vientos registrados durante todo el fin de semana a partir del viernes, y precisó que la mayor parte de las fallas fue provocada por la caída de árboles y ramas sobre las líneas, debido a que no se controla el cumplimiento de las normativas que prohíben la permanencia de ramas sobre las redes y exigen a los frentistas podar sus árboles.

Montes hizo saber que “estamos trabajando en forma continua desde el viernes, pero hay que tener un poco de paciencia porque los daños que se produjeron son muy importantes, el trabajo es muy grande y nuestra capacidad es limitada. Los días viernes, sábado y domingo se trabajó con cuadrillas de 30 a 35 personas en turnos de hasta 12 horas, y estamos en la medida de lo posible reponiendo el servicio”.

Sobre las causas que provocaron las fallas “detalló que el 80% de las fallas, de corte de conductores y caídas de postes fue a consecuencia de árboles o ramas que cayeron sobre las redes, lo que implica un trabajo de poda, de volver a construir las líneas, colocar los postes y conectar los conectores. Se trata de una cantidad de trabajo muy grande. El otro 20% son caídas de redes nuestras, de postes de madera y postes de hormigón”.

Montes explicó que actualmente la zona más afectada es la de chacras, y los barrios aledaños al sector “debido que es una zona donde las líneas pasan entre gran cantidad de follaje, que hay que ir despejando poco a poco. No olvidemos que estamos hablando de líneas de 13.200 y 33.000 voltios, por lo que hay que tomar muchas precauciones para trabajar y eso demanda tiempo y mucho esfuerzo. Además vemos que no hay ningún control y los árboles superan en altura a las líneas, con lo que eso conlleva. Por ejemplo, en la zona de chacras, en un tramo de cien metros  tres árboles cayeron sobre las líneas”.

Para dar una idea de las consecuencias del fenómeno climático, señaló que “el sábado a partir de la 01:18 am tuvimos prácticamente el 50% de la ciudad sin energía. A esa hora salió de servicio el Anillo Sur por un árbol seco, porque lamentablemente el tema de los árboles es muy especial que hay que tratar, dado que son la causa del 80% de las fallas, y tuvimos que hacer un esfuerzo para energizar”.

“En el casco urbano, más del 80% de los usuarios tiene ya normalizado el servicio y  a partir de ahora nos queda la zona más difícil, porque es la de más difícil acceso, donde el trabajo es más puntual, que es la zona de chacras y barrios aledaños”, dijo, aclarando que “estas cifras son estimativas, ya que estamos trabajando y no haciendo números, hasta que tengamos los informes. Pero estimativamente en zona geográfica estamos hablando de que un 20% de la ciudad todavía no cuenta con el servicio, y estimamos que en el transcurso de esta semana va a estar todo normalizado”.

“Es que cuando estos fenómenos son intensos y a su vez continuados, porque esto empezó el viernes, los daños son importantes y el recurso, la gente que trabajamos, es limitado. Hablo de entre 30 y 40 personas en turnos de 12 horas, que por supuesto también tienen descansar”, enfatizó, añadiendo que “esto se va a ir normalizando paulatinamente y estimamos que en dos días más vamos a tener totalmente normalizado el servicio”.

Consultado sobre cómo resolver el problema generado por los árboles, resaltó que “el problema de la arboleda lo tenemos que resolver no desde la Cooperativa, sino desde la sociedad de Trelew, tanto de la parte estatal como de la privada. Hemos detectado casos de usuarios que no llevan adelante las podas que corresponde. Además no se cumple la normativa de no tener follaje sobre las redes nuestras, no hay controles, hay gran cantidad de árboles secos o podridos que cuando se dan estos fenómenos meteorológicos nos producen un desastre”.

Consideró que “deberíamos trabajar en forma conjunta Cooperativa, usuarios y Municipalidad, porque sabemos que estamos en una zona donde predominan los vientos y tenemos un nivel de desarrollo de arboledas que si no se hacen las podas como corresponde, vamos a tener estos problemas muy frecuentemente”.

Con relación a quejas de vecinos que dicen que no son atendidos cuando llaman por teléfono a la guardia, Montes explicó que “en la ciudad de Trelew hay 38.000 usuarios y como en este caso estuvo afectada casi la mitad, si esos usuarios afectados sólo 1.000 llaman a la guardia, no hay teléfono en el planeta tierra que pueda atender 1.000 llamadas en forma simultánea. Eso hay que entenderlo”.

Añadió en ese sentido que “yo no soy experto en el tema de comunicación, pero si llaman 1.000 o 100 personas a un mismo teléfono, aun poniendo 40 líneas rotativas los llamados no van a entrar. Por eso decimos que cuando estos fenómenos ocurren, la gente de Cooperativa sabe, antes que el usuario, lo que está ocurriendo y está tomando las precauciones necesarias”.

“Después están las redes sociales, en las que se está publicando en forma permanente que es lo que está pasando en función de la información que se tiene. Por lo tanto, comunicarse a través del teléfono no lo van a lograr nunca, porque físicamente, técnicamente, es imposible”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *