Qualcomm revoluciona PCs con el Snapdragon X Elite, desafía a Intel y AMD

Qualcomm está por revolucionar el mercado de PCs con su nuevo chip, el Snapdragon X Elite, basado en la arquitectura ARM. Esto podría alterar el dominio de gigantes como Intel y AMD

El mercado del PC está a punto de experimentar la mayor revolución de la última década. Y el principal impulsor de la misma va a ser Qualcomm. La compañía norteamericana ha presentado en el Snapdragon Summit el esperado Snapdragon X Elite, un chip para ordenadores personales que no solo aspira a competir con la alabada serie M de Apple; también establece las bases de una plataforma que, en unos años, podría derrocar a gigantes como Intel o AMD, quienes han dominado este sector durante las últimas décadas.

La principal diferencia entre el Snapdragon X Elite y los procesadores más populares del sector es la arquitectura que toma como base. Mientras que AMD e Intel utilizan la tecnología x86, Qualcomm ha decidido apostar por ARM, la misma que lleva años incorporando en sus procesadores para smartphones y, también, la que Apple ha adoptado para crear los chips de la serie M que tan buenos resultados está dando en los Mac.

Esta base, unida a la amplia experiencia que tiene la compañía estadounidense en el desarrollo de chips basados en ella, permite la creación de procesadores mucho más eficientes, lo cual se traduce, a su vez, en equipos más delgados y silenciosos –requieren sistemas de refrigeración menos agresivos– o con autonomías mucho más prolongadas –consumen menos electricidad–.

Si esa excelente eficiencia se suma a una capacidad de procesamiento (rendimiento) igual o superior a las propuestas convencionales, el resultado es un chip brillante que cambia el statu quo de la industria. Y eso es justo lo que el Snapdragon X Elite promete ofrecer.

¿Pero Qualcomm no ha intentado esto antes?

Puede que a muchos les suene esta historia de Qualcomm apostando por llevar la tecnología de ARM al PC y la amenaza que eso supone para Intel o AMD. Y tiene una explicación: la compañía lleva desde 2011 –cuando se lanzó Windows RT– intentando hacerlo posible. Sin embargo, nunca logró la tracción deseada.

Esta vez, no obstante, la situación es bastante diferente. Por tres razones:

  • En primer lugar, Qualcomm está mejor preparada para afrontar el reto. La compra a inicios de 2021 de NUVIA, la startup fundada por tres ex-ingenieros de Apple, ha sido fundamental para el desarrollo del Snapdragon X Elite.
  • En segundo lugar, el sector tiene hambre de procesadores ARM. Apple ha hecho que todo el mundo vea las virtudes de esta tecnología en ordenadores convencionales. Y ahora todos los fabricantes convencionales quieren implementarlas en sus equipos para poder competir.
  • En tercer lugar, el software. La compatibilidad siempre ha sido un obstáculo en la transición hacia equipos ARM con Windows. No obstante, el movimiento de Apple supuso un impulso en este sentido. Compañías como Adobe, por ejemplo, ahora destinan recursos en hacer que sus aplicaciones funcionen a la perfección con esta nueva arquitectura.

En el interior del Snapdragon X Elite

El Snapdragon X Elite es un SoC fabricado en 4 nanómetros, una litografía habitual en el sector en estos momentos. En su interior habita una nueva CPU bautizada como Oryon. Esta, aunque se basa en la arquitectura de ARM, tiene un diseño propio y completamente nuevo que apunta a rivalizar con los chips equivalente de Intel para portátiles e incluso con la serie M de Apple.

La CPU cuenta con 12 núcleos de alto rendimiento que operan a 3,8 GHz, aunque cuenta con una función que permite elevar la frecuencia de hasta dos de ellos a 4,3 GHz. La distribución interna es ciertamente peculiar, pues no monta núcleos de alta eficiencia –a diferencia de Apple, Intel e incluso los chips para smartphones de Qualcomm–. Todo se enfoca en el rendimiento.

La GPU tiene el apellido Adreno, promete hasta 4,6 TFLOPs y soporta hasta dos pantallas 5K externas –o una pantalla 4K a 120 Hz y con HDR10–. La NPU Hexagon, por otra parte, promete 45 TOPs. Estos dos elementos, sumados a la Micro NPU del Sensing Hub y la CPU posicionan a este chip como una excelente plataforma en el campo de la inteligencia artificial, la cual tiene cada vez más presencia en los PCs.

En lo que respecta a memorias, el chip soporta hasta 64 GB de RAM LPDDR5x con un ancho de banda de 136 GB/s. También es compatible con almacenamientos SSD NVMe o UFS 4.0.

Como otros chips de Qualcomm, el Snapdragon X Elite cuenta con un ISP dual de 18 bits y tecnología “always-sensing”. Este permite grabación de vídeo en 4K y HDR e imágenes de hasta 64 megapíxeles de resolución. En lo que respecta a vídeo, encontramos codificadores específicos compatibles con vídeo en 4K a 60 FPS y 10 bits tanto en formatos H.264 como en H.265.

Y, como no podía ser de otra forma, el Snapdragon X Elite se integra a la perfección con el módem 5G Snapdragon X65, que promete hasta 10 Gbps de descarga siempre que la red lo permita. También es compatible con la tecnología Wi-Fi 7 y el Bluetooth 5.4 si se conecta el chip FastConnect 7800, desarrollado por la propia compañía.

Snapdragon X Elite vs. la competencia

Qualcomm ha sido muy escueta en lo que a benchmarks del Snapdragon X Elite se refiere. No obstante, sí ha revelado algunas cifras del mismo que sirven, al menos, para hacerse una idea inicial de dónde se posiciona este chip:

  • Qualcomm asegura que la CPU del Snapdragon X Elite es un 50% más potente que la del Apple M2 en las pruebas multinúcleo de Geekbench. Eso significa que el chip de Qualcomm está en la misma liga que el M2 Pro de Apple en rendimiento multinúcleo.
  • Comparado con el Intel Core i7-13800H de 14 núcleos, la CPU del Snapdragon X Elite es capaz de entregar más rendimiento, pero lo más relevante es que es drásticamente más eficiente. A igualdad de rendimiento, el chip de Qualcomm consume poco más de 30 vatios, mientras que el de Intel supera los 90 vatios.
  • Igualando el consumo en vatios, la GPU del Snapdragon X Elite es el doble de rápida que la del Intel Core I7-13800H.

Obviamente, estos datos son solo una parte de la historia. Habrá que esperar a pruebas más detalladas para conocer todas las virtudes del nuevo procesador. No obstante, lo que sí es evidente es que este Snapdragon X Elite tiene todos los ingredientes para ser un punto de inflexión no solo para la compañía; sino para toda la industria. Para ver los primeros ordenadores con este chip, eso sí, tendremos que esperar hasta mediados de 2024.

Vía | Qualcomm revoluciona PCs con el Snapdragon X Elite, desafía a Intel y AMD – Tecnología con Juancho (tecnologiaconjuancho.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *