Xiaomi lanza HyperOS: Cambio en Android que podría influir en otros fabricantes

Xiaomi ha oficialmente anunciado HyperOS, un nuevo fork basado en Android Open Source Project (AOSP), lo que marca un importante cambio en el panorama de Android

Ya con más poso, lejos del foco mediático que ayer buscaba Xiaomi confirmando los rumores y anunciando de forma oficial a HyperOS, creo que estamos en un momento adecuado para analizar lo que supone el aterrizaje en Android de un nuevo fork sobre la base de AOSP que ampliará las opciones y diversificará las plataformas, además esta vez de un fabricante tremendamente importante y con amplísima aceptación a nivel global como lo es Xiaomi.

La idea a priori no es descabellada, la experiencia no cambiará demasiado para los usuarios como ya advertimos ayer en las primeras capturas de pantalla que se filtraron a las pocas horas del anuncio de HyperOS, y aunque Xiaomi controlará mejor así toda la parte de software, tampoco es que salga del paraguas de Google manteniendo la base de Android Open Source Project y además la certificación de Google Play, algo que por tanto no incomodará demasiado al gigante de Mountain View.

Y sin embargo a mí se me ocurren cambios muy importantes de paradigma tras ver a un fabricante tan grande como Xiaomi abandonar como tal Android, con el fin de desarrollar desde los cimientos su propio firmware, a la postre una especie de HarmonyOS, la opción Huawei tras el veto, pero en su caso con el foco puesto a nivel global y con los servicios de Google operativos en los mercados donde más se requieran.

Pero Xiaomi… ¿Sale o no sale del abrigo de Google?

A ver, la pregunta es difícil de responder ahora sin todos los parámetros y detalles en la mano, pero lo que sí sabemos es que, en realidad, AOSP sigue siendo un proyecto nacido en Googleplex, en el 1600 de Amphitheatre Parkway en Mountain View, así que técnicamente HyperOS seguirá estando basado en Android quiera o no reconocerlo Xiaomi.

Lo que sí consiguen los de Lei Jun es controlar toda la parte de software que se queda por encima del core del sistema operativo, pudiendo adaptar mejor sus servicios móviles para China y/o los de Google para otros mercados sobre una base, interfaz y experiencia totalmente idénticas, con las mismas actualizaciones liberadas directamente desde su equipo de desarrollo.

No es algo ajeno a Xiaomi, pues MIUI ya desligaba sus actualizaciones de la base de Android, aunque la libertad era menor con una personalización sobre el sistema, que desarrollando un fork completamente nuevo como HyperOS. Además, el fabricante de Haidian tiene una comunidad extensa de usuarios que le otorgarán cuota de mercado instantánea a su plataforma, y eso les permitirá venderla mejor tanto a nivel comercial como de publicidad e ingresos generados.

Y por último, no menos importante, Xiaomi podrá adaptar el mismo sistema operativo para todo su ecosistema, dotando de vida y funcionalidad a todo tipo de dispositivos (nos contaban ayer que sobre todo el Internet of Things estaba en el punto de mira) dentro de una misma plataforma con la misma denominación.

El cambio de paradigma se advierte en el horizonte

Lo que me preocupa en realidad no es si Xiaomi saldrá del abrigo de Google o no. Eso no está en la ecuación. Y es que Xiaomi ha visto a Huawei y sabe perfectamente que eso sería como pegarse un tiro en los pies antes de iniciar el nuevo camino.

El cambio que se advierte en el horizonte de Android se me ocurre alrededor de qué pensará Samsung de estos movimientos, pues el gigante surcoreano sigue siendo al final el mayor fabricante a nivel global y por extensión el mayor partner de Google con Android, desarrollando One UI como una personalización con mucho valor añadido sobre lo que Google ofrece.

¿No querrá Samsung todo el pastel para sí misma, como lo busca ahora Xiaomi? ¿No querrá controlar la experiencia de sus dispositivos Galaxy al máximo?

Esas son las preguntas que me acechan, y es que si un gigante como Xiaomi puede moverse hacia esa estrategia quizás otros como Samsung estudien los movimientos y en el futuro próximo hagan lo mismo, abriendo la veda a un sinfín de forks sobre Android Open Source Project que añadirían complejidad al mercado y dificultarían la evolución, la homogeneidad y la fragmentación en un sistema operativo Android que nació para ser libre y poder disfrutarse en infinidad de dispositivos de todo tipo.

Y esto lo pienso sobre todo, otra premisa importante, porque Google se ha quitado la careta y ahora compite de forma directa con sus partners en el catálogo Android, ofreciendo a un nivel más global sus dispositivos Pixel, que a la postre se venden «como el iPhone de Android», diseñados directamente por Google y con su propio soporte, lo que les asegura actualizaciones antes que nadie.

Por ahora habrá que esperar acontecimientos, eso está claro, pero a pesar de que últimamente se llevaban muy bien y subían juntos al escenario del Google I/O en el Shoreline Amphitheatre, la verdad es que no me parecería nada extraño ver a Samsung presentándonos un fork bajo la marca de One UI, y con su propia plataforma ponerse en serio con la expansión comercial de sus servicios propietarios, que además son muchos: Samsung Health, Pay, Knox, DeX, Free, Samsung TV Plus, etcétera…

Obviamente, y concluyo, el fork tiene más sentido en el caso de Xiaomi porque sus movimientos parten de China, donde Google no tiene cabida, y de donde la mayoría de sus dispositivos ni siquiera llegan a salir, haciendo muy poco operativo que tengan que desarrollarse versiones de MIUI diferentes para cada mercado. Y sin embargo, quién sabe, este puede ser el germen del mayor cambio de Android en muchos años… ¡Ya veremos!

Vía | Xiaomi lanza HyperOS: Cambio en Android que podría influir en otros fabricantes – Tecnología con Juancho (tecnologiaconjuancho.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *