Más trabajo y educación, menos reincidencia

El presidente del INAEs Alexandre Roig, participó de una actividad en el Centro de Formación de la Universidad Nacional de San Martín (CUSAM) ubicado dentro de la Unidad Penal N.° 48 del Servicio Penitenciario Bonaerense.

El presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Alexandre Roig, fue invitado a participar en una actividad del Centro de Formación de la Universidad Nacional de San Martín (CUSAM), ubicado dentro de la Unidad Penal N.° 48 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) en la localidad de José León Suárez, Buenos Aires.



El modelo cooperativo ha demostrado ser una herramienta eficaz para la inclusión social y el desarrollo económico de las y los trabajadores en todo el mundo. En el contexto de las unidades penitenciarias, las cooperativas son una herramienta valiosa para que las personas privadas de su libertad puedan ser parte de un proyecto colectivo que les sirva, no solo de fuente laboral, sino también de apoyo para afrontar los desafíos que van a encontrar al cumplir sus penas.



En este sentido, el Centro de Formación de la Universidad Nacional de San Martín reconocerá a los docentes y no-docentes que participan de los procesos formativos que esa institución desarrolla en la unidad penal; además, los estudiantes detenidos que cursan en el CUSAM compartieron en un intercambio sus reflexiones sobre el valor del trabajo y de las herramientas de la organización cooperativa en este proceso.



Alexandre Roig destacó que “en este Día Internacional de las y los Trabajadores, nos reunimos en reconocimiento especial de los y las docentes y no-docentes que llevan adelante sus trabajos en esta casa de estudios en contexto de encierro”. “Sin su trabajo diario y constante, agregó, sería imposible lograr todo esto. Lo que aquí se estudia y lo que hemos ido construyendo es fundamental para comprender por qué hay procesos de dominación y cómo podemos hacer para emanciparnos. En este espacio, el primer paso fue ir hacia el arte. Construimos en la medida en que fuimos conociendo las diferentes realidades de los y las estudiantes. La respuesta fue el arte y con el tiempo fuimos ampliando otras carreras, así como también sumamos actores de la universidad y actores de la sociedad. Todo esto lo fuimos logrando en la medida en que destruímos cada día un conjunto de prejuicios, como que presos y guardiacárceles compartieran aulas o que vinieran las compañeras de las otras unidades a trabajar acá. Las herramientas que se obtienen del trabajo asociativo son muy importantes también para todos los y las aquí presentes. Tenemos cooperativas de trabajo funcionando en un programa articulado entre 20 penales donde liberados, liberadas y sus familias se capacitan y trabajan diariamente para seguir deconstruyendo imposibilidades. Cada vez que avanzamos, fuimos probando que era posible, que apostar a más oportunidades de estudio y trabajo es garantizar menores niveles de reincidencia y hemos encontrado en el asociativismo una salida colectiva para la transformación de cada sujeto que es parte de la realidad popular y la sociedad en su conjunto”, concluyó Roig.

La visita del presidente del INAES al Centro de Formación de la Universidad Nacional de San Martín destaca la importancia que esta gestión ha puesto en valorizar el trabajo asociativo como una herramienta para la inclusión social y la reinserción laboral de las personas en contextos de encierro, ejemplificando como desde el asociativismo se puede dar una respuesta frente a la falta de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *