El área de Energía de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, viene realizando con éxito, operativos de detección de conexiones clandestinas a la red eléctrica y de medidores adulterados, con la finalidad de poner coto al hurto de energía eléctrica, que se ha incrementado considerablemente en los últimos tiempos.

Este martes personal del área de Energía de la Cooperativa Eléctrica, en forma conjunta con el Organismo Municipal Regulador de los Servicios Públicos (OMRESP) detectó la existencia de medidores adulterados en dos comercios, procediendo a su  desconexión y retiro, y a la aplicación de las sanciones que correspondan.

En tanto que el miércoles se llevó a cabo un operativo en un proyecto de urbanización ilegal, por carecer de servicios, situado entre el loteo Belgrano y la calle Oris de Roa.

En este sitio el operativo se desarrolló con refuerzos policiales de la Unidad Regional Trelew, y permitió la detección de diez ramales clandestinos de alimentación, que suministraban electricidad a unas veinte o cuarenta personas no identificadas.

Algunos vecinos se quejaron  por la situación, pero se les explicó que estaban incursos en una acción ilegal que en principio podría calificarse como hurto de energía, y que además las conexiones no observan  medida alguna de seguridad, dado que para realizarlas se utilizaron cables no aptos para tendidos aéreos, que se queman con el sol, pierden aislación y presentan fugas que pueden provocar una electrocución, en caso de lluvia o de manipulación incorrecta.

Según se informó este tipo operativos se irá intensificando, debido a que el nivel de pérdida de energía se ha incrementado considerablemente en los últimos tiempos y para velar por la seguridad de los vecinos.

Por último se recomienda a los comerciantes, que no acepten propuestas de adulteración de medidores, dado que se ha detectado un mecanismo de adulteración que ya ha sido identificado, por lo cual quien acepte esa propuesta fraudulenta podrá hacer uso de ella por un lapso muy breve, y pagará las consecuencias del caso.

“Hay quienes asumen el riesgo que implica estar conectado a una red ilegal y lo justifican, pero nosotros tenemos una responsabilidad legal con la que estamos cumpliendo”, reza el párrafo final del comunicado.